El sándwich de panceta y su “milagroso” efecto contra la resaca

El sándwich de panceta y su “milagroso” efecto contra la resaca

Una noche de fiesta y compartir entre amigos, implica, por lo general, el consumo de alcohol en cantidades moderadas o grandes, de acuerdo del tiempo que pasemos ingiriendo estas bebidas.
Naturalmente, nuestros organismos no son iguales y tienen diferentes reacciones a esto, sin embargo, muchísima gente tiende a sufrir los terribles embates de la pasada de tragos y padecer de la molesta resaca.
¿Te has preguntado alguna vez cómo puedes deshacerte de ese malestar de una manera sencilla y agradable? El sándwich de panceta es una alternativa que está científicamente comprobada.
Según investigadores ingleses, los ingredientes de este delicioso bocadillo pueden contribuir a que tu organismo se regenere de manera más efectiva, y así mantener tu cuerpo alejado de síntomas como el dolor de cabeza y las náuseas.
De acuerdo a los estudios, lo que hace “milagroso” a este emparedado es su capacidad de acelerar el metabolismo. Por lo que el tocino, que es rico en proteínas, y el pan, en el que abundan los carbohidratos, se descomponen para crear aminoácidos.
Todo este proceso químico que se lleva a cabo dentro de nosotros mientras digerimos el alimento, también ayuda a crear neurotransmisores, lo cual también ayuda a agilizar el funcionamiento de nuestro cerebro.

¿Y qué tiene?

Aunque parezca increíble, el sándwich de panceta es realmente solo eso, y no contiene ningún otro ingrediente que se considere “fuera de serie”, por lo que lo puedes preparar fácilmente en casa.
Se recomienda que sea preparado con pan cuadrado tostado con mantequilla, algunas tiras de tocino, además de queso y vegetales al gusto de cada quien. Hay quienes le agregan salsa kétchup y otros condimentos.
Además del sándwich de panceta, hay otros alimentos que también se sabe por estudios científicos que ayudan a mejorar los síntomas de la resaca.
La leche: Se le conoce como un remedio “instantáneo” para el malestar de la resaca. Su alto contenido de calcio también ayuda a cuidar nuestro estómago del alcohol.
Los espárragos: Aunque no es muy popular en las mesas de las personas, se sabe que también ayuda a mejorar la resaca. También se sabe que contienen aminoácidos que protegen al hígado, el órgano que el alcohol afecta más.